Juan David Santiago: "Por mucho que pese también hay personas LGTB entre los gitanos"

Mugak Port58

Le acaban de nombrar miembro del equipo directivo de la FELGTB. ‘Por lo que comenta la gente’, uno de los dones que tiene ‘y empiezo a cuidarlo y mimarlo’ es que conecta muy bien con todo el mundo e incluso con los que le caen mal intenta ‘hacer labor pedagógica porque seguro que siempre hay cosas en común y se puede debatir’. Se ha dedicado toda la vida al activismo gitano y el LGTB era ‘algo más personal’. Se vincula más a él hace año y medio cuando asume la presidencia de Diversitat en Alicante. Su paso a la FELGTB ‘no es un cierre de etapa, ahora es cuando empieza el trabajo duro y serio’. Por si quedaran dudas afirma que no es el primer gitano LGTB, pero sí en este cargo. Por eso y porque es una manera de visibilizar ‘las diversidades dentro de la diversidad’, la nueva tarea es un reto. ‘Porque por mucho que les pese a algunos y algunas, también hay lesbianas, gays, transexuales y bisexuales (LGTB) entre los gitanos’.

¿Has tenido reconocimientos de relevancia simbólica desde de la comunidad gitana?
Aquí lo que importa no es que la comunidad gitana acepte la homosexualidad, sino que cada uno se acepte a sí mismo. Y sí que las he recibido, desde el Instituto de Cultura Gitana hasta la Plataforma contra el racismo en medios de comunicación, Federaciones gitanas, Ververipen (Rroms por la diversidad), y de gitanos y gitanas a modo individual felicitando por el coraje. Los referentes positivos son muy importantes a la hora de vivir estas cuestiones. En la comunidad gitana doblemente. Si estamos hablando de culturas y pueblos, cada una tiene su tiempo pero el Pueblo gitano no somos ajenos a la sociedad en la que vivimos y hay que avanzar porque la realidad lo requiere. Si un gitano o gitana LGTB tiene un referente positivo, podrá afrontar la salida del armario y hacer frente a presiones sociales para que se casen etc. Estamos en ello.
También he recibido críticas, pero ni siquiera se sustentan en argumentos ni se pueden rebatir ni debatir. Críticas del estilo ‘el señor te reprenda por tener el demonio dentro’.

La religión ayudando a normalizar una vez más
Por supuesto que la religión no es favorable a estas cuestiones, ni en la comunidad gitana ni en la sociedad mayoritaria.

Los gitanos sois conservadores, machistas, violentos, atrasados. En lo positivo, apasionados, todos artistas. ¿Qué te parece?
Que son estereotipos y que como todos tienen una base de realidad, pero no llevada a esos extremos. Como que los catalanes son tacaños, los madrileños son chulos, los andaluces son vagos etc. Estos que me comentas están muy arraigados como imagen social de la comunidad gitana, tanto negativa como positiva. En medio de eso hay un montón de gitanos que luchamos cada día contra viento y marea y hacemos muchos esfuerzos para dejar atrás estos tiempos de involución.

¿El armario gitano es más oscuro o está más cerrado?
Se dice que el armario musulmán está bajo siete llaves. Si utilizamos una escala donde siete es el máximo, el armario gitano estaría al menos, bajo cuatro. Depende también de la realidad. Efectivamente, a los gitanos también nos toca la plaga del machismo y somos igual de machistas que el resto. En ese sentido, no es más difícil ser lesbiana o gay gitano, es más difícil ser lesbiana que gay, y más ser transexual que lesbiana o gay…. Fíjate si somos machistas que a pesar de estar mal visto, ser gay y gitano en poco tiempo se supera, pero ser lesbiana o trans no. Estoy obviando la bisexualidad porque el lesbianismo o la transexualidad son aún más tabú.

Existe una discriminación múltiple. Por un lado los gitanos consideran la homosexualidad como un tema de contaminación paya y como algo muy poco gitano. Para ellos eres un apayao, como si alguien tuviera un gitanómetro para decir qué es lo mejor. Por otro lado, está la sociedad mayoritaria que te puede discriminar por tu orientación sexual. No olvidemos que por muchas leyes que se promulguen aún queda mucho para conseguir la igualdad real. Y por supuesto, también puedes ser discriminado por ser gitano. Alguien hace esfuerzos por salir del armario, contarlo en casa y hacer frente a un montón de adversidades y cuando acude a sitios de ambiente lo discriminan por ser gitano. Presumimos de sociedades modernas, progresistas y muy democráticas y a la hora de la verdad todo eso se queda en papel mojado, si bien es cierto que la existencia de determinadas leyes nos permite denunciar su vulneración. Y por supuesto, todo esto va muy unido a las habilidades con las que cuentes como persona.

Es positivo tener un amparo legal que te legitime socialmente
Por eso ahora estamos muy preocupados por el discurso político e ideológico de ciertos gobiernos, como el central. Grupos como los gitanos, que hemos dado pasos para visibilizarnos, estamos haciendo un seguimiento más exhaustivo de ello porque se trata de la diferencia entre vivir plenamente y desarrollarte o condenarte al oscurantismo del fondo de tu armario.

En lo concreto, ¿cuál sería la vivencia de un adolescente gitano?
Los gitanos individualmente contamos bien poco, nuestro ser gitano nos lo da nuestra pertenencia familiar y por lo tanto estamos sometidos a determinadas presiones sociales etc. Pero pensar que todos los gitanos somos un grupo homogéneo es cuando menos absurdo. En cada caso va a depender mucho del contexto social de la persona, la familia etc. Y hay de todo. Desde familias que retienen a su hijo o hija, un delito si es una persona mayor de edad aunque eso en una familia gitana cuente poco, hasta familias que no sólo aceptan sino que apoyan. Para muchos gitanos puros y castos, ortodoxos, esas familias que aceptan, lo hacen porque no son gitanos puros. Pues hay gitanos LGTB en todos los ámbitos, desde el evangélico a las élites pasando por el marginal. Otra cuestión es que los pasos que se estén dando no sean los acertados, cosa que aunque respeto no comparto.

¿Por ejemplo?
Personas que se acaban casando con personas del sexo opuesto para ahorrarse líos, cuando para tu salud mental no hay mayor lío que ése.

En Diversitat hacéis asesoramiento y acompañamiento. ¿Hay personas gitanas entre vuestros usuarios?
A Diversitat llegan para participar en acciones y colaborar o bien para denunciar situaciones o buscar orientación. Saber que su responsable es gitano les anima más. Tenemos gabinete jurídico y psicológico y hemos articulado una serie de mecanismos para apoyar el crecimiento personal. Hay pocas respuestas desde el movimiento LGTB para las gitanas y gitanos. Las entidades gitanas no tratan el tema de forma específica porque consideran que es un tema LGTB y las entidades LGTB tampoco, porque lo consideran un tema gitano. Y al final nos quedamos en una especie de limbo.

¿Las cuestiones que afectan a vuestros usuarios gitanos y la manera de abordarlos son comunes al resto o vienen determinadas por su pertenencia étnica?
Son comunes a todo el mundo exceptuando las labores de mediación donde hay que tomar en consideración a toda la familia. Por otro lado, el gitano o gitana vive en una constante construcción de identidad. Tendríamos tres esferas que se unen; lo que debe ser un gitano, lo que quiero ser y lo que estoy siendo. Uno de los problemas como comunidad gitana es la falta de espacios sociales y culturales propiamente gitanos para saber dónde estamos y hacia dónde queremos ir y no puede ser que esas cuestiones sólo se decidan en el espacio de iglesia evangélica. Cuando una gitana o un gitano está construyendo su identidad LGTB y se encuentra con algún problema, en principio parece que ha de renunciar a muchas cosas de la cuestión gitana pero hay experiencias positivas que demuestran que no tiene por qué ser así.

Por lo tanto, ¿organizaciones LGTB de gitanos o gitanos en los movimientos de LGTB?
Gitanos en los movimientos LGTB. Aunque podamos partir de cuestiones específicas, la discriminación, los discursos políticos y religiosos afectan a todas y todos sin distinguir color de piel. Pero también en las asociaciones de gitanos se ha de empezar a trabajar. Las estructuras más grandes como Unión Romaní o Fundación Secretariado Gitanos deberían de incluir esta cuestión en su trabajo.

¿Y qué disposición ves?
A las pruebas me remito. Que yo esté en la directiva de la FELGTB no significa que antes no haya trabajado la cuestión. Eso demuestra que ya hay gitanos trabajando esta cuestión. También hay asociaciones gitanas de la corriente Ververipen que ya están introduciendo el tema. Concretamente Averipen de Jaén, que trabaja el tema gitano y tiene su apartado LFGTB.

Vives en Alicante, una de las ciudades españolas donde más población gitana hay pero la presencia pública es pequeña.
Aquí ha habido un movimiento asociativo gitano muy importante y se han conseguido muchos logros, hace ya algunos años dimos por finalizado el plan contra el chabolismo por ejemplo. En este momento en el ayuntamiento hay un gitano joven como asesor para cuestiones gitanas. Pero aún hay mucho por hacer en cuestiones concretas como la educación, donde las tasas de alfabetización y abandono son muy altas y esto no es una cuestión exclusiva y excluyentemente de la comunidad gitana. La administración ha de poner medidas y no basta con grandes medidas y planes municipales de prevención del absentismo escolar que lo que hacen es no prevenirlo.

Con frecuencia la presencia mediática y los estereotipos vienen de la mano. Tú personalmente hiciste una apuesta fuerte por la visibilidad saliendo en portada de la revista Zero en 2004.
Es cierto que la imagen social de la comunidad gitana es muy estereotipada y por eso si vamos al médico y es gitano, pasa desapercibido. Muchas veces tienes que oír incluso de boca de amigos‘es que tú no pareces gitano’. Lo de Zero me apetecía una barbaridad. No soy de los que va diciendo por ahí si es gay o no, pero si me preguntas no tengo por qué mentir. Desde que tengo diez años me he aceptado tal y como soy. Quien no se acepte, sea payo o gitano es su problema, no mío. Nunca me he amedrentado ante determinadas críticas o actitudes. Cuando decido salir en 2004 yo era presidente de una asociación gitana con consejo de gitanos viejos y todo y lo hice sin problema. Si el primer problema lo tengo yo…. No hace falta ser ningún héroe o heroína, lo que sí es necesario es un poco de coraje. Bastante hemos pasado ya para que encima cuatro retrógrados jodan la vida de los demás.

Sigue habiendo problemas que afectan a la población gitana como el acceso al empleo, absentismo escolar, peor salud y menor esperanza de vida.
Efectivamente, en todos esos bloques sigue habiendo un déficit democrático con la ciudadanía española de etnia gitana. Incluiría también como problema y reto el reconocimiento institucional de la cultura gitana como una cultura que ha ayudado a vertebrar el estado español y las comunidades autónomas. Los gitanos y gitanas seguimos siendo hermanitos inválidos y pobrecitos en el estado. Esto viene muy bien a determinados políticos en épocas de crisis para utilizarnos como chivos expiatorios. Es necesario un pacto de estado que vaya más allá de estos planes integrales que son migajas al fin y al cabo, para resolver lo que son problemas sociales y humanos serios. Si los gitanos están en desigualdad de condiciones respecto al resto, vamos a tomarlo en cuenta porque no hay peor desigualdad que tratar a todo el mundo igual. En estos momentos de involución todas estas iniciativas gubernamentales me suenan a mera palabrería.

‘Los gitanos han construido su identidad en contraposición a lo payo’
Ya lo comentaba en los 80 la antropóloga Teresa San Román y en lo básico estoy de acuerdo. Los gitanos estamos es España desde antes de que ésta existiera como tal. Todas las leyes antigitanas y de exclusión, leyes de cortes de orejas y de remar a galeras han hecho que los gitanos desarrollemos estrategias de supervivencia y una de ellas es la opacidad o los dobles discursos. En este sentido, los gitanos LGTB también tenemos que utilizar esas estrategias dentro de nuestra comunidad.

Los gitanos llegaron a España hace 500 años. Qué opinas de que siempre se acabe mencionando vuestro origen. ¿Cuándo vais a ser españoles?
Es una pregunta que también muchos de nosotros nos hacemos. Efectivamente, la cuestión sobre el origen es una afirmación recurrida, también desde sectores de izquierdas. La cuestión no es que 800.000 gitanos vivamos en España, sino que 800.000 españoles somos gitanos.

Bizilagunak 2019

BIZILAGUNAK 2019

Portada

Valla

Fotografía Amnistía Internacional

Banner Docu Sos Cast

Colabora

Colabora económicamente con SOS Racismo de la forma que tú prefieras:

Socios Es
Comunicación

Revista Mugak

Mugak64 65 Portada

nº64 Y 65