Vic: a la búsqueda de votos

La negativa del gobierno municipal de Vic de no empadronar a inmigrantes en situación irregular ha logrado lo que buscaban: hacer campaña electoral. La tibia respuesta de la clase política catalana ha convertido en papel mojado el Pacto nacional para la Inmigración, así como el propio Estatut que, con sus principios rectores, establece que todas las personas son sujetos de derecho a la sanidad, educación, etc., y recoge la no discriminación y la condena a la xenofobia en su artículo 40.
Como cada cual va a lo suyo, en la estela de Vic se han situado ayuntamientos como los de Torrejón o Salt. Responsables del PP reclaman una nueva ley de extranjería aun más restrictiva de derechos. Convergencia i Unió retoma su propuesta de “carnet por puntos” para inmigrantes y reivindica la autoría del lema “en Catalunya no cabemos todos”. Y el presidente de la patronal de la Pequeña y Mediana Empresa de Catalunya (PIMEC) ha ligado directamente inmigración y delincuencia.
La asunción de determinados planteamientos xenófobos por partidos democráticos, los legitima y potencia el racismo institucional. Esto nada tiene que ver con medidas eficaces y justas ante problemas reales. ¿O alguien piensa que las personas dejarán de llegar de forma irregular si se endurecen las condiciones? ¿Desaparecerán los y las inmigrantes si no se les acepta el empadronamiento?
Están en juego los valores de la igualdad, el antirracismo y la justicia social. Pero sabemos que en el juego electoral culpar de la crisis, de la inseguridad ciudadana, del paro y de cuantos problemas existen en la sociedad a las personas inmigrantes, a “los otros” da votos y ése es un argumento, para muchos políticos, mucho más poderoso que la ética, los principios y el derecho.

Cartelpequeño

BIZILAGUNAK 2019

Portada

Valla

Fotografía Amnistía Internacional

Banner Docu Sos Cast

Colabora

Colabora económicamente con SOS Racismo de la forma que tú prefieras:

Socios Es
Comunicación

Revista Mugak

Mugak64 65 Portada

nº64 Y 65