La calle mata

Publicada 21 de Enero de 2021 12:07

Whatsapp%20image%202021-01-20%20at%2020.50.14%20(1)

Hay muchas formas de matar. De inmediato, como ocurre a veces. Lentamente, poco a poco, día a día. La calle, sobre todo, es eso. La muerte lenta, por frío, por abandono, por soledad, por desesperación.

Acabamos de pasar unas navidades duras. Sin poder estar acompañados de nuestras familias, debido al coronavirus. Sabemos el coste que eso está teniendo en los afectos. Y esperamos que pase pronto.

Hay aquí, en nuestros pueblos, junto a nosotras, varios cientos de personas, muy jóvenes en su mayoría, lo están pasando aún peor. Están lejos de sus familias. En muchos casos, a miles de kilómetros. Llevan tiempo sin poder abrazar a sus seres queridos. Sin un hombro en el que reposar, cuando ya no puedes más.

A esa inmensa pena se une el no disponer de un techo bajo el que cobijarse, teniendo que buscar lugares en los que muy pocas personas estaríamos dispuestas a habitar. Pasando hambre, frio y soledad. Porque sentirse excluida y sola, agranda enormemente la pena. En estas fechas, con los termómetros bajo cero, es más fácil hacerse a la idea de lo inhumano que resulta no contar con recursos institucionales para paliar sus efectos y no limitarlos, además, a lo que marque un termómetro.

Esta sociedad no puede dejar sin amparo a esos cientos de personas que aspiran a una vida digna. Como tú y como yo. Hay que decirles que no están solas. Hemos de hacer un esfuerzo, toda la sociedad, para que tengan un mínimo acorde con la dignidad humana.

Techo, calor, comida e higiene, es el punto mínimo de partida para dar pasos tras los proyectos de cada cual. Para evitar caer en la exclusión. Para encontrar su sitio en nuestra sociedad.

Encaremos esa realidad. No les volvamos aún más invisibles. Cada cual desde su sitio. Las instituciones poniendo en pie los recursos necesarios. La ciudadanía, tú y yo, implicándonos en la acogida. Ofreciendo apoyo material y calor humano. Está en nuestra mano.

Convocamos a una concentración para visibilizar esta realidad y en demanda de recursos para afrontarla. Será en Donostia, el próximo domingo, 24 de enero, a las 12:00 en la Plaza de Gipuzkoa.

Os invitamos a acudir con paraguas. Nos sirve para guardar la distancia y para protegernos del temporal de racismo, xenofobia y aporofobia. No reforcemos la distancia física que impone el covid con la distancia social producto de los prejuicios, la injusticia y la desigualdad.

Firmas

        Bizilagunak Poster Aldatuta

 Título

 Caja Emakume

Trabajadoras del Hogar

Refugio Karratua

MENTORÍA 2020

Portada

Valla

Fotografía Amnistía Internacional

Banner Docu Sos Cast

Colabora

Colabora económicamente con SOS Racismo de la forma que tú prefieras:

Socios Es
Comunicación

Revista Mugak

Mugak64 65 Portada

nº64 Y 65