ALBERGUES PARA TODXS!

Publicada 13 de Enero de 2021 10:17

Fuente: Hiritarron Harrera Sarea

Dscf8625-800x533
Foto: Santiago Farizano (Donostitik)

Distintos colectivos y entidades preocupadas por la situación de desatención que sufren las personas sin techo en esta ciudad convocamos esta rueda de prensa para denunciar tanto la insuficiencia de recursos municipales como el cuestionable funcionamiento de los protocolos existentes.

Tras dos muertes por congelación en estos últimos días (una en Zarautz y otra en Hendaia), la situación que se vive en Donostia es susceptible de generar alguna otra desgracia más. El ayuntamiento de Donostia tiene un protocolo de actuación que consiste en habilitar un espacio, al que llaman el cuarto del frio, para que las personas sin hogar puedan pasar la noche cuando las temperaturas bajan por debajo de 5ºC. A día de hoy, este espacio tiene una capacidad exclusiva para 20 personas y es el SMUS, es decir, los servicios de emergencia social, quienes deciden, en función de una catalogación referida a la vulnerabilidad específica de la persona, quién entra y quién no en este reducido cupo.

Desde el pasado día 5 de enero, tras varios días con mínimas por debajo de 5ºC, este espacio abrió sus puertas para las personas que están en la lista del SMUS, dándose situaciones más que lamentables. Para empezar, no todas las personas de ese listado han acudido estos días al albergue de Uba, donde se sitúa este año el cuarto del frío (una localización, por otro lado, extremadamente periférica). Tras recibir informaciones contradictorias por parte de las instituciones en cuanto a los protocolos que se iban a seguir, la Red de Acogida, con el apoyo de otros colectivos ciudadanos, tuvieron que insistir para que fueran admitidas varias personas que eran rechazadas por no figurar en esta lista del SMUS, a pesar de que había plazas libres en dicho cuarto del frío. Aunque sí se ha habilitado un dispositivo para el desplazamiento de estas personas a Uba, las que han podido pasar la noche allí han sido desalojadas a las 8:00 de la mañana sin ningún tipo de previsión de transporte, teniendo que volver a pie a los lugares por los que se suelen mover, muchas veces por el centro de la ciudad. Y todo esto con el riesgo de cierre inminente de este espacio, en el momento en el que las previsiones no den temperaturas inferiores a esos 5ºC.

Es por esto que desde aquí queremos denunciar la arbitrariedad de los protocolos municipales, que demuestran una clara carencia de recursos destinados a la atención de las personas en situación de calle y la más que cuestionable actuación por parte de los agentes institucionales (y también de la guardia municipal) en un contexto de emergencia climática como el vivido estos días. ¿Es que acaso están esperando a que alguien muera por congelación o sufra daños graves para dotar de sentido común a las normativas municipales?
Además de esto, consideramos que la municipalidad debe asumir su responsabilidad en las consecuencias de los desalojos (el último, realizado en los edificios del Infierno) en pleno inicio del invierno, añadiendo a este ya cuantioso grupo de personas en situación de calle a varias decenas más, sin plantear medidas alternativas de alojamiento y asistencia para ellas e incluso impidiéndoles pernoctar en los rincones protegidos de las inclemencias climáticas que de forma autónoma van encontrando.

Y, por tanto, exigimos al ayuntamiento que cumpla con la finalidad para la que se creó el dispositivo del frío. Que no cierre la puerta a nadie que esté en situación de calle en estos días. Que se habiliten más plazas, si fuera necesario. Que no se les eche a la calle al punto de la mañana. Que puedan comer algo caliente durante el día y que se les dote de equipamiento contra el frío. Y que sea la Guardia Municipal la que, patrullando las calles, informe a las personas que están en esa situación, de la existencia del dispositivo y les ofrezcan llevarlas al mismo.

Mientras siga existiendo este vacío institucional, los distintos colectivos ciudadanos que firmamos este documento, seguiremos practicando una solidaridad activa, bien sea, informando a las personas sin hogar y forzando a las instituciones a actuar, bien aportando con un plato de comida caliente o con mantas y ropa de abrigo a las personas sin techo, pero siempre tendremos muy claro que esto no son más que parches destinados a cubrir parcialmente lo que debe ser una responsabilidad institucional.

Alde zaharreko bizilagunak

Firmas

        Bizilagunak Poster Aldatuta

 Título

 Caja Emakume

Trabajadoras del Hogar

Refugio Karratua

MENTORÍA 2020

Portada

Valla

Fotografía Amnistía Internacional

Banner Docu Sos Cast

Colabora

Colabora económicamente con SOS Racismo de la forma que tú prefieras:

Socios Es
Comunicación

Revista Mugak

Mugak64 65 Portada

nº64 Y 65