Levantemos un dique ético contra la marea xenófoba

No dejaban de hablar de oleadas migratorias. Durante años. Y lo que en realidad se avecinaba, a lo largo y ancho de Europa, era una marea xenófoba. La vemos extenderse y llegar a las instituciones por doquier. Italia, Austria, Holanda, Francia, Grecia, Bélgica… Con el agravante
de que, más allá de las formaciones claramente xenófobas, sus discursos vienen siendo legitimados y asumidos por un creciente número de formaciones políticas.

Las recientes elecciones autonómicas catalanas han tenido, lamentablemente, como uno de sus ejes principales la población inmigrante como chivo expiatorio de los problemas del país. Incluso un partido de extrema derecha ha estado a punto de conseguir, por primera vez, representación parlamentaria. Las ideas más escuchadas han sido, las regulaciones masivas como peligro, control de fronteras, inmigración ordenada y expulsión de personas irregulares
y de las que están regulares pero se han quedado sin trabajo. Se han barajado, con toda impunidad, datos falsos sobre natalidad, ayudas sociales, delincuencia y criminalidad…

Esta contienda electoral será, sin duda, un precedente a tener muy en cuenta de cara a los próximos comicios locales y forales de la primavera de 2011.

El ejercicio de cohesión social impulsado desde la iniciativa Gipuzkoa Solidaria, con el reconocimiento expreso a cada inmigrante no sólo de su aporte a la construcción de esta sociedad, sino de que forma parte de la misma, señala la otra dirección. Esa dirección en la
que hemos de involucrar a tantas personas a quienes, hoy y aquí, les repugna ese discurso xenófobo hacia el otro en base a su proveniencia geográfica, el color de su piel, su cultura o su religión.

Zurrumurru Ez Logotipo Fondotransparente 08 1

Valla

Fotografía Amnistía Internacional

Banner Docu Sos Eusk

Colabora

Colabora económicamente con SOS Racismo de la forma que tú prefieras:

Socios Eu

Mugak aldizkaria

01recortada

2012 Urteko Txostena

Inf An Sos12 Web